vendredi 24 novembre 2017

Los 11 principios de la propaganda de Goebbels.

Los 11 principios de la propaganda de Goebbels.

 decálogo que escribió Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi.
Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.
Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.
Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.

Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.
Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
Principio de la "silenciación". Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

Que j'aime le premier frisson

Joaquín Sorolla y Bastida (1863 - 1923)

 Que j'aime le premier frisson

Alfred de Musset (1810-1857)

Recueil : Premières poésies (1829).

Sonnet.

Que j'aime le premier frisson d'hiver ! le chaume, 
Sous le pied du chasseur, refusant de ployer ! 
Quand vient la pie aux champs que le foin vert embaume, 
Au fond du vieux château s'éveille le foyer ;

C'est le temps de la ville. - Oh ! lorsque l'an dernier, 
J'y revins, que je vis ce bon Louvre et son dôme, 
Paris et sa fumée, et tout ce beau royaume 
(J'entends encore au vent les postillons crier),

Que j'aimais ce temps gris, ces passants, et la Seine 
Sous ses mille falots assise en souveraine ! 
J'allais revoir l'hiver. - Et toi, ma vie, et toi !

Oh ! dans tes longs regards j'allais tremper mon âme 
Je saluais tes murs. - Car, qui m'eût dit, madame, 
Que votre coeur sitôt avait changé pour moi ?


Alfred de Musset.

« Manuel Valls n’est pas raciste, il y a un problème dans l’islam »

From The Fairy Mythology by Thomas Keightley, 1833.

Manuel Valls et l’islam, cocktail explosif… qui n’a pas manqué d’exploser. L’ex-Premier ministre a choqué certains esprits prudes en parlant, mercredi, d’un « problème de l’islam » et « des musulmans » en France. Invitée de l’émission « Points de vue » duFigaro Live, Elisabeth Lévy est intervenue sur la polémique naissante. Selon elle,« quiconque ne comprend pas ce qu’a voulu dire Manuel Valls vit sur la planète Mars ».
Pour la patronne de Causeur« il y a un problème dans l’islam à peu près partout ». Ce problème, « c’est aux musulmans de le prendre en main », il faut « arrêter de considérer que l’islamophobie est un problème plus grave que la « maladie » de l’islam ».

Elisabeth Lévy


« Manuel Valls n’est pas raciste, il y a un problème dans l’islam »