mardi 30 novembre 2010


foto y lectura de BURRON AZUL

8 commentaires:

Lamanga a dit…

misteriosa foto, muy misteriosa....

Rox Ana a dit…

lo irá a pintar? o a ampliar?
la verdad es un contraste, el burro forzu'o atrás con los trazos delicados de Lezamillos delante, que habrá querido decir el autor de la foto jejeje

Lamanga a dit…

y el cesto metalico que parece para freir papas o es acaso de basura? me inquieto, verdad?

Rox Ana a dit…

ese cesto está sospechoso también, me parece que no está cumpliendo su función original, que es para comida.... vaya una a saber Mangui, fíjate en el plastico de la esquina VACIO!!! que horror aquí hay MImi encerrada jajaja

Lamanga a dit…

no hay dudas... el Burro musculoso, en posicion tres cuarto, en segundo plano es agresivo, sobre todo agresivo pues lanza a la cara el librillo, en medio de objetos arbitrarios... El desequilibrio impuesto angustia al observador, le desestabiliza un tiempo, te digo que detras de la conceptualizacion hay mensaje... e intriga. Misterio, misterio!!!

Rox Ana a dit…

lol

Lamanga a dit…

debe ser una venganza hacia Lezama, por este poema donde le llama mulo...
FRAGMENTO DE "RAPSODIA PARA EL MULO"

Con qué seguro paso el mulo en el abismo.

Lento es el mulo. Su misión no siente.
Su destino frente a la piedra, piedra que sangra
creando la abierta risa en las granadas.
Su piel rajada, pequeñísimo triunfo ya en lo oscuro,
pequeñísimo fango de alas ciegas.
La ceguera, el vidrio y el agua de tus ojos
tienen la fuerza de un tendón oculto,
y así los inmutables ojos recorriendo
lo oscuro progresivo y fugitivo.
El espacio de agua comprendido
entre sus ojos y el abierto túnel,
fija su centro que le faja
como la carga de plomo necesaria
que viene a caer como el sonido
del mulo cayendo en el abismo.

Las salvadas alas en el mulo inexistentes,
más apuntala su cuerpo en el abismo
la faja que le impide la dispersión
de la carga de plomo que en la entraña
del mulo pesa cayendo en la tierra húmeda
de piedras pisadas con un nombre.
Seguro, fajado por Dios,
entra el poderoso mulo en el abismo.

Las sucesivas coronas del desfiladero
Bvan creciendo corona tras coronaB
y allí en lo alto la carroña
de las ancianas aves que en el cuello
muestran corona tras corona.

Seguir con su paso en el abismo.
Él no puede, no crea ni persigue,
ni brincan sus ojos
ni sus ojos buscan el secuestrado asilo
al borde preñado de la tierra.
No crea, eso es tal vez decir:
¿No siente, no ama ni pregunta?
El amor traído a la traición de alas sonrosadas,
infantil en su oscura caracola.
Su amor a los cuatro signos
del desfiladero, a las sucesivas coronas
en que asciende vidrioso, cegato,
como un oscuro cuerpo hinchado
por el agua de los orígenes,
no la de la redención y los perfumes.
Paso es el paso del mulo en el abismo.

Rox Ana a dit…

hmmm puede ser... aunque ese sería buen título para el cuadro del híbrido de atrás,,, o la fuente de inspiración... :P